image

Estuve meses y meses buscando el sitio ideal para colocar mi cabaña.
Una cabaña,  que ya tenía construida,  guardada en mi mente como un tesoro.
Me faltaba el lugar,  montaña,  playa,  campo..? Estaba indecisa, la única condición que tenia clara,  es que necesitaba un sitio donde  oxigenar el aire viciado de la rutina,  en el que pudiera   inventar mi realidad a la carta, compartir con gente no toxica.
Fuera de las prisas,  la competividad , el tráfico,  la  contaminación. ……
Lo sé…. es mucho pedir…..
Pero soñar es gratis y  ya se sabe,  lo gratis, en estos  momentos  es un lujo.
Cuando ya había desesperado  y abandonado la búsqueda….
Eureka☆☆☆☆☆ recordé algo:” por encima de las nubes, siempre sale el sol”.  Ni corta ni perezosa,  elegí  la parcela más apropiada y ahí,  sí allí, coloqué mi confortable cabaña.