Cuesta de enero

Cuesta de rebajas

Cuesta arriba

Cuesta abajo.

Mas cara

Más barata

Más fácil

Más difícil

Más acertado

Más errado.

Hoy escribo por escribir, quizás no me apetece, puede que sólo quiera pensar en silencio, quizá quiera gritar al viento…..

No lo sé, ni siquiera sé si publicaré estos pensamientos, o palabras.

Quien sabe, mi dedo será el que al final lo decidirá.

Con máscara o sin máscara, ni yo lo sé.

Con muralla o sin muralla, que más da.

Reír, o llorar

Gritar o callar

Dormir o despertar

Callar o hablar…

Todo compacto, es la realidad.

Será enero, será la falta de luz solar, será de tanto caminar, será de felicidad?

No lo sé, pero necesito respirar.

Aquí en lo alto de este cerro,

Observo la realidad, las luces de mi ciudad, la gente pulular, las estrellas brillar.

El aire acaricia mi pelo, el frío me hace volver a la realidad.

Los muros caen a pedazos,

Las máscaras no tienen lugar

La realidad, me muestra su cara , no me dejaré engañar,

Siento alivio,

Siento paz,

Siento libertad.

Me levanto y grito,

Grito, porque me sale

Sólo quiero la realidad, con sus días buenos, malos o regular.

Con mi perfección e imperfección, todo ello me hace vibrar.

Y me digo…..

no más

Nunca más.

Quiero ser yo

No quiero disimular

No necesito una máscara para agradar o desagradar

La luna se gira, y me dice : es verdad.

La sonrio…

como quisiera volar. Volar en la libertad, en la realidad.

Y pienso, nunca, nunca, nunca….

No quiero cambiar, quiero mi realidad.

Esa que a mí me da paz

Soy como soy

Y no quiero disimular.

Lo tengo cada vez más claro

LAS MASCARAS

SOLO PARA CARNAVAL